Maestros Bodegueros

Desde 1915

Situada en tierras de inmemorial tradición vitivinícola, Bodegas Bleda es una empresa familiar cuyos orígenes se remontan a 1902, cuando la familia Bleda levanta en la localidad de Jumilla un próspero negocio de vinos y aceites de oliva, aunque no es hasta 1915 cuando se sientan las bases de la actual empresa.

El despegue de Bodegas Bleda se produce especialmente a partir de que Antonio Bleda García se situara a la cabeza de la empresa, haciéndola pionera en el embotellado y exportación de vinos de Jumilla, algo que hasta ese momento resultaba impensable en una región dedicada tradicionalmente a los graneles y al comercio de interior.

Con nuestro solera Oro Viejo, singular joya que la bodega aún sigue elaborando tal como se hacía a principios del pasado siglo, Antonio Bleda consiguió alzarse con la Medalla de Oro otorgada por la Exposición Universal de Barcelona del año 1929, y nuestro “Castillo de Jumilla”, vino que nace en homenaje al monumento más emblemático de la localidad, lleva más de sesenta años recorriendo la vieja Europa.

Nuestra empresa siempre ha mantenido un fuerte compromiso en la elaboración de vinos jóvenes y crianzas de alta calidad, gracias a la extraordinaria dedicación de todas las personas que, durante cuatro generaciones, han formado parte de Bleda, tanto a pie de viña como en bodega.

Teniendo siempre en cuenta el ejemplo de quienes nos precedieron, cada año trabajamos para lograr la más exquisita combinación de sabores, aromas y colores que las uvas de nuestra tierra puedan ofrecernos, mediante una selección rigurosa de nuestros viñedos y la conciliación de métodos artesanales de elaboración y crianza con las más modernas técnicas de vinificación de que disponemos en nuestras instalaciones.

Instalaciones

Más de un centenar de años después de su fundación, Bodegas Bleda traslada su sede al Valle de Omblancas, a más de 550 metros de altitud, junto a nuestros preciados viñedos de Cabernet Sauvignon, Syrah y Sauvignon Blanc. Conscientes de que las tradiciones han de adaptarse al son de los tiempos, pero sin renunciar a la experiencia acumulada de nuestros predecesores en la empresa, el Siglo XXI entra de lleno en la bodega, procediéndose a una renovación total de las instalaciones, con la incorporación de la más moderna tecnología al servicio del vino.

Todas las estancias de la bodega están dotadas de climatización y control de la humedad para garantizar la conservación óptima de nuestros vinos desde la elaboración, almacenamiento en depósitos, crianza, embotellado y hasta la salida final de nuestros almacenes.

Nave de elaboración

y depósitos

Todos nuestros depósitos son de acero inoxidable y disponen de sistemas para el control de la temperatura, lo que nos permite realizar un seguimiento sistemático durante todo el proceso de vinificación.

Sala

de Barricas

Utilizamos barricas bordelesas de roble francés y americano procedentes de las más prestigiosas tonelerías, cuidando con esmero que las condiciones de temperatura, humedad, oscuridad y silencio sean las adecuadas para que el vino repose sin sufrir menoscabos durante su crianza.

Planta

Embotelladora

Nuestra planta embotelladora realiza la limpieza, llenado, taponado, etiquetado y encajado de las botellas, garantizando un envasado totalmente aséptico del vino.

Sala

de Catas

Nuestros clientes disponen de un elegante espacio situado frente a la Sala de Barricas donde poder apreciar las cualidades de nuestros vinos en las condiciones más propicias para su cata.